El idioma español en Filipinas – entrevista

Vista de una calle de la Ciudad de Vigán, la capital de la provincia de Llocos Sur, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO
Vista de una calle de la Ciudad de Vigán, la capital de la provincia de Llocos Sur, declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Entrevista a Arvyn Cerézo, el redactor jefe de La Jornada Filipina, sobre el idioma español en Filipinas

Filipinas es un país de raíces hispánicas. Este país de casi 106 millones de habitantes conserva todavía raíces hispánicas por su historia, lengua, cultura, religión y costumbres. El español fue el primer idioma oficial de Filipinas, desde la llegada de los españoles en 1565 hasta la segunda mitad del siglo XX. En 1863 se creó un sistema de educación pública que impulsó considerablemente el conocimiento del español en el país. El español filipino estaba bajo la influencia hispanoamericana y especialmente mexicana porque desde 1565 hasta 1821 la Capitanía General de Filipinas dependió del Virreinato de la Nueva España con sede en la Ciudad de México. Tras la independencia de México en 1821, Filipinas pasó a ser administradas directamente por Madrid. Como resultado, muchas palabras del español filipino son muy parecidas o idénticas al español mexicano.

El español fue el idioma de los negocios y la administración de Filipinas durante más de tres siglos. La declaración de independencia de Filipinas de 1898 se hizo en español, así como su primera constitución, su himno nacional y su primer, y más rico, patrimonio literario. Durante la ocupación estadounidense de Filipinas (1898-1946), el español fue sustituido por el inglés como lengua de enseñanza en el sistema educativo. La difusión del idioma español empezó a descender a principios del siglo XX y especialmente después de la segunda guerra mundial. De hecho, el español fue idioma oficial hasta la promulgación de la constitución de 1973 y asignatura obligatoria en universidades hasta 1987. En el siglo XXI, y más de cien años después de que estas islas se independizaran de España, el español es una lengua que sigue presente en Filipinas y nos sorprende por su resistencia y longevidad. Hoy en día, en Filipinas se hablan muchas lenguas, pero solamente dos de ellas, el filipino o el tagalo y el inglés son oficiales en todo el país y el español es una lengua extranjera. Además de las muchas palabras españolas en tagalo, hay el chabacano, que se habla principalmente en algunas zonas de la isla de Mindanao, que es un español criollo.

Para saber más sobre la situación actual del español en Filipinas hemos realizado una entrevista a Arvyn Cerézo, el redactor jefe de La Jornada Filipina, la primera y más grande revista noticiera en español de Filipinas.

¿Qué es la situación actual del español en Filipinas?
La verdad es que el español está casi muriendo aquí. Nadie lo habla en la calle. El gobierno ha adaptado el inglés como lengua franca aquí. Ha habido numerosos intentos de revivirlo. Hubo medios de comunicación en español que abrieron y cerraron, y luego está nuestra ex presidenta Gloria Macapagal Arroyo que promovió su uso. Pero todos fracasaron. Los únicos que lo hablan son la comunidad hispano-filipina y los chabacanos de Mindanao. Lo sé, es triste. Por eso vamos a intentarlo. El español, como idioma, está muriendo aquí. Pero está VIVO en muchas lenguas regionales de Filipinas.

¿Cuál es la posición del español en el sistema educativo filipino (enseñanza primaria, secundaria y universitaria)?
Hoy en día, el español sólo es una asignatura opcional en algunos colegios públicos. No es obligatorio estudiarlo. Algunas universidades que ofrecen clases de lenguas extranjeras también la tienen. Si uno quiere aprender español en el país, tiene que inscribirse en escuelas como el Instituto Cervantes.

¿Qué es la misión de la revista online La Jornada Filipina?
Bueno, no hay medios de comunicación en español en Filipinas. Así que pensé ¿por qué no soy yo quien lo crea? Sería un proyecto pionero. Hay Revista Filipina, que es sobre todo una revista cultural. No quería tener otra así. Quería algo único. Algo que contara la historia hispano-filipina y que al mismo tiempo informara de la actualidad. También quiero ayudar a los hispano-filipinos a tener un lugar de referencia para ellos, para que no se queden fuera. Hay muchos de ellos cuya identidad se rompió cuando los estadounidenses y los japoneses invadieron el país.

Además, también quiero tener una fuente de noticias de españoles y latinos en el país para que no tengan que leer en inglés. La revista se divide en dos: la edición en inglés y la edición en español. Decidí que debía ser bilingüe para poder lanzar una red amplia. Mira, hay filipinos que apenas hablan español y también los hay que lo hablan con fluidez. Así que hay algo que satisface al público filipino sin dejar de lado a nuestro público en los países de habla hispana. El objetivo sería expandirlo aún más para poder cubrir más a fondo los temas relacionados con nuestra comunidad.

¿Cuáles son sus planes para impulsar la lengua española en Filipinas después de la pandemia del Covid-19?
Si no hay pandemia, me gustaría ir a Zamboanga para entrevistar a sus habitantes que hablan chabacano. El chabacano es un criollo que se basa en el español. Según algunos vídeos que he visto en Internet, algunos españoles entienden la mayor parte de lo que dicen. Me gustaría presentarlos en nuestra revista y conocer su relación con el español. También hay gente que habla chabacano en Ermita y Cavite, pero la mayoría ya ha desaparecido. Quiero hacer un reportaje de investigación sobre estas personas, averiguar los orígenes de su criollo y saber por qué ya no existen.

¿Existen medios de comunicación (programas de radio, noticias televisivas, revistas online) en español en Filipinas?
Mucho.
Revista Filipina todavía está viva. También es una revista, como nosotros, pero se centran más en cosas culturales. También existe Perro Berde, una revista cultural filipina-española financiada por el gobierno español. Sin embargo, ya no se actualiza. Antes había un periódico en línea llamado E-Dyario, un programa de radio llamado Filipinas Ahora Mismo, y un sitio web de noticias en línea llamado Seminario de Filipinas. Todos ellos han desaparecido. Los más activos son los blogs enfocados a la identidad filipino-española (como el de Pepe Alas). También hay muchas páginas hispanistas en Facebook (pero seguro que no se cuentan).

¿Cuáles son las obras y los autores más importantes en español en Filipinas?
La literatura filipina en español tuvo un gran éxito durante el régimen de Estados Unidos. Los autores que conozco que escribieron exclusivamente en español fueron Claro M. Recto, Fernando María Guerrero, Cecilio Apostol, Jesús Balmori, Rafael Palma, Teodoro M. Kalaw, Guillermo Gómez Rivera y Edmundo Farolan. También había muchos periódicos publicados en español en aquella época. De ahí que sigamos la tradición. En cuanto a la obra más importante, creo que la más importante es Noli Me Tangere de José Rizal, uno de nuestros héroes nacionales. Los filipinos de hoy lo leen en inglés o en filipino (¡qué pena!), pero fue escrito originalmente en español. Se considera un canon literario.

Muchas gracias por la entrevista, os deseamos que La Jornada Filipina tenga muchos lectores en todo el mundo.
La entrevista fue realizada en español por Krzysztof Wereszczyński.